Cómo elegir el soporte adecuado para tu TV

Tenemos TV nuevo, pero nos damos cuenta que esa opción de colocarlo sobre una mesa ya no va más. Ya sea por una cuestión de tamaño o meramente por estética, colgar el tv en la pared es la mejor opción en la actualidad, veamos en esta nota cómo resolverlo.

Finalmente tomaste la decisión de colgar tu televisor en la pared para aprovechar al máximo el espacio de la habitación y asegurarte de que nadie pueda tirarlo por accidente pero, ¿cómo saber cuál es el soporte ideal para tu modelo de TV?

A continuación vamos a ayudarte a decidir el mejor y más conveniente soporte para que puedas disfrutar tus series y películas con la mayor comodidad y seguridad.

MOVILIDAD:

En primer lugar tenemos que decidir si vamos a utilizar un soporte fijo o uno móvil. Para eso tenés que decidir si el televisor lo vas a ver siempre desde el mismo lugar (por ejemplo: la cama) o si existe la posibilidad de que lo veas desde diferentes puntos dependiendo de la ocasión (por ejemplo: la mesa de la cocina durante la cena o el sillón del living en otro momento).

SOPORTES FIJO (CON o SIN inclinación)

Si estás seguro de que no tendrás necesidad de mover el soporte ya sabés que vas a necesitar un soporte fijo el cual puede ser con o sin inclinación.

SIN INCLINACIÓN

Este modelo de soporte te permite fijar el televisor como si fuera un cuadro en la pared. Quedará fijo a una muy corta distancia de la pared (2,5 cm) aprovechando al máximo las dimensiones de la habitación.

Pero en caso de que tengas la necesidad de utilizar un soporte fijo e inclinar el soporte para poder verlo mejor tenés que elegir la próxima opción.

CON INCLINACIÓN

Estos soportes son prácticamente igual que los anteriores pero te permiten ajustar el grado de inclinación para que puedas regular el ángulo desde donde lo estarás viendo.

Es decir, si por cuestiones de comodidad tenés que colgar el soporte a una buena altura, podés regularlo para que el ángulo de visión se ajuste para (por ejemplo) verlo acostado en la cama.

SOPORTES MÓVILES

En cambio, si decidiste que el soporte que necesitás debe tener movilidad porque dependiendo la persona y el momento del día en que alguien se siente a ver televisor, cambiará el punto desde donde se mire, el soporte deberá tener movimiento.

Estos soportes, además de rotar sobre su propio eje, pueden separarse varios centímetros de la pared y rotar también una vez extendido el brazo, permitiendo ajustar casi con precisión el ángulo desde donde será visto el televisor.

Estos soportes también pueden dejarse fijos y plegados contra la pared para que no ocupen mucho espacio (la separación mínima suele rondar los 3 o 4 centímetros dependiendo el modelo) o desplegados, ya sea de manera total o parcial y existen dos variantes: brazo simple o doble brazo.

BRAZO SIMPLE

El brazo simple permite mayor rotación del televisor (90°) para que puedas fijarlo en una pared, extenderlo en toda su dimensión y rotarlo para verlo perfectamente desde uno de los dos costados, siempre y cuando el ancho total del televisor te lo permita.

DOBLE BRAZO

En este caso el televisor tendrá un doble agarre que resulta ideal para dispositivos grandes o muy pesados y aunque su rotación será menor que con el modelo anterior (60°)  vas a tener la certeza de que podrás moverlo sin miedo a que el peso afecte la robustez del soporte.

¿QUÉ ES LA NORMA VESA?

Flat Display Mounting Interface (Interfaz de Montaje de Dispositivo Plano)  es una familia de estándares definidos por Video Electronics Standards Association (VESA) para el montaje de televisores y monitores planos el cual especifica que los orificios para sujeción de tu televisor tienen que ser cuatro y los que nos interesa en este aspecto es la separación que exista entre estos puntos.

No hay un parámetro exacto para cada marca ya que esto depende del modelo exacto del televisor por lo que tendrás que consultar el manual o bien, con un centímetro, tomar la medida entre cada uno de estos orificios.

Las mismas pueden ir desde 75 x 75 (milímetros) hasta 800 x 400 para los televisores más grandes y dependiendo de esta separación, la persona que te asesore en la tienda, podrá mostrarte la variedad de soportes disponibles limitándose en los que sepa que sirven exactamente para tu televisor.

OTROS FACTORES A TENER EN CUENTA

Si bien la norma VESA determinará el soporte que podés utilizar en tu televisor, también podés tener en cuenta el peso y las pulgadas del mismo ya que los soportes se dividen por parámetros y fijan sus límites tanto en la norma VESA como en el peso y pulgadas de tu televisor.

Si bien un soporte puede estar indicado para TV hasta 50 pulgadas, 50 kilos y VESA 400 x 400 si en tu caso tenés un TV de 60 pulgadas, norma VESA 400 x 400 y pesa menos de 50 kilos, entonces podés usar ese soporte perfectamente, ya que coincide la norma VESA y los kilos soportados, siendo las pulgadas del tv un dato meramente informativo y sin importancia decisiva, ya que con el correr del tiempo los TV son cada vez mas grandes, pero a la vez más livianos.

CONCLUSIONES

Siguiendo estos parámetros, podrás solicitar al vendedor, por ejemplo, un soporte móvil, con brazo simple para un televisor de 42 pulgadas, que cumple la norma VESA 300 X 300 y que pesa 17 kg. permitiendo que la decisión se limite al modelo más robusto, la marca que más confianza te brinde o la que tenga el precio más conveniente, sin que tengas dudas sobre si el soporte sirve o no para tu televisor.

Habiendo evaluado todo esto, podés elegir tu soporte con seguridad sabiendo que estarás comprando el producto indicado para tu televisor y que se ajustará de manera correcta a tus necesidades.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios