¿Cuál es la diferencia entre Megabit y Megabyte?

¿Cuál es la diferencia entre Megabit y Megabyte?

¿Qué es un Megabit? ¿Cuál es la diferencia con un Megabyte? ¿Cómo puedo saber con exactitud cuál es mi velocidad de navegación? En este artículo te contamos todo lo que tenés que saber sobre este tema.

Una de las consultas más frecuentes relacionadas con conexiones a internet y velocidades de navegación, tiene que ver con los Megabits (Mbps) o Megabytes (MB) que ofrecen los proveedores de internet a la hora de ofrecernos sus servicios.

En este artículo, vamos a explicar el tema tan claro como nos sea posible y para comenzar mencionaremos que el bit es la unidad básica en la que se mide la información de las computadoras.

Por otra parte, el byte, es otra unidad de medida equivalente a 8 bits.

1 Byte = 8 bits.

¿Cuál es la diferencia entre Megabit y Megabyte?

Las transferencias de datos se expresan en Megabits por segundo (Mbps) y Megabytes por segundo (MB/s).

Un Megabit (se pronuncia tal cómo se escribe) equivale a un millón de bits (la unidad de medida básica que comentamos al inicio del artículo. Por consiguiente, un Megabyte (se pronuncia ‘megabait’) equivale a 8 millones de bits.

La relación entre ambas unidades, siempre será la misma:

1 Byte = 8 bits

1 Megabyte = 8 Megabits

Y la abreviación de cada una de ellas es la siguiente:

Megabit = Mb (con b minúscula)

Megabyte = MB (con B mayúscula)

Una vez aclarado este punto podemos comentar para que utilizamos cada una de estas unidades de medida.

¿Para qué usamos Megabyte y Megabit?

Cuando hablamos de conexiones a internet, las velocidades de transferencia de datos se miden en Mbps (Megabits por segundo). Por lo general, esta es la información que nos brinda el proveedor de internet antes y durante la contratación del servicio.

Es decir que si contratamos un servicio de internet de 100 Mb (Megabits) estaremos navegando a una velocidad máxima de 12,5 MB (Megabyte). Este número se obtiene luego de dividir los 100 Mb por 8.

100 Mb = 12,5 MB

Con esta información ya podemos evaluar con mayor criterio el tipo de conexión que tenemos contratada y la velocidad máxima a la que podemos navegar.

Un gran inconveniente a la hora de constatar el funcionamiento de nuestro servicio, tiene que ver con que la gran mayoría de los proveedores promocionan su velocidad utilizando la palabra Megas, sin especificar si se refiere a Megabits o Megabytes.

Megabit o Megabyte

Si analizamos esta imagen, la empresa ofrece 6 MEGAS (?) sin especificar si se trata de Megabits (Mb) o Megabytes (MB):

En el caso de que fueran 6 Megabytes (MB), deberíamos multiplicar ese número por 8 bits y nos daría una velocidad real de 48 Mbps.

Velocidad Internet Megabits o Megabytes

En el caso de estos 1000 MEGAS (?) que tampoco están especificados, la misma conversión nos llevaría a una velocidad de navegación de 8000 Mbps.

Lejos de un mundo ideal, resulta evidente que la velocidad ofrecida en este último ejemplo se encuentra expresada en Megabits por segundo (Mbps) y que una vez contratada y con mucha suerte, conseguiremos navegar a una velocidad máxima de 125 Mbps, algo que no está para nada mal pero que se encuentra muy lejos de los 1000 megas con los que nos imaginamos volar.

Descargas y transferencias en Megabits o Megabytes

A la hora de descargar archivos de internet o transferirlos a un dispositivo externo como puede ser un pendrive, las transferencias se expresarán en Mbps (Megabits por segundo).

Por lo tanto, si contamos con una velocidad contratada de “1000” MEGAS (?), la cual entendemos que nos permite navegar a 125 Mbps (Megabits por segundo) y queremos saber cuánto demoraremos en descargar o transferir un archivo que pesa 60 MB (Megabytes) tendremos que hacer el siguiente cálculo:

1 MB = 8 Mb

60 MB = 480 Mb

Es decir, que el archivo que estamos a punto de descargar pesa 480 Megabits.

Tal cómo dijimos antes, solamente podemos descargar 125 Megabits por cada segundo. Es decir, que para descargar un archivo de ese tamaño demoraremos, por lo menos, 3.84 segundos.

125 Mb se descargan en 1 segundo.

480 Mb se descargan en 3.84 segundos (480 dividido 125).

Lo mismo sucede con cualquier tipo de adaptador USB, ya sea WiFi o Bluetooth, que nos permita transferir archivos. Si bien cada uno de ellos cuenta con su propio ancho de banda (el cual está expresado en Mbps) siempre dependerá de la velocidad que nos brinde nuestro proveedor.

Es decir, que si nuestro adaptador USB tiene una capacidad de 600 Mbps pero nuestra velocidad de conexión es de 1000 MEGAS (?), los cuales más arriba comprendimos que representan a 125 Mbps, esta última cifra será nuestro límite de descarga o transferencia más allá de la calidad del adaptador.

Con esta información podemos analizar de manera más detallada la relación que existe entre nuestra velocidad de conexión y los dispositivos que utilizamos para navegar. Si tenés alguna duda más específica, no dudes en dejar tu comentario para que podamos ayudarte. 

Deja tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios